Logo10

FORMACIÓN DEL PROFESORADO

 

Que no todos los niños aprenden de la misma manera es un hecho, que cada vez hay más niños que no encajan en el sistema educativo es indiscutible, que esta situación desborda a padres y profesores está constatado.

El sistema educativo contempla los casos en los que los alumnos necesitan un apoyo educativo. La Ley Orgánica de Educación, en su artículo 71.2, incluye a los alumnos con dificultades específicas de aprendizaje entre los que requieren de un apoyo, pero ¿qué ocurre en el día a día en las aulas?

Los maestros y profesores se encuentran con que aquello que les ha sido mostrado como método de enseñanza no funciona y nadie les ha dado otras alternativas pedagógicas. En los planes de estudio de las Escuelas de Educación apenas se mencionan de pasada dichas dificultades, entre las que destacan la dislexia y la discalculia principalmente. Pero aún en ese caso no se dan pautas de ayuda o de enseñanzas alternativas suficientes.

Nuestro sistema educativo basa el aprendizaje en la lectura y el sistema de evaluación de lo aprendido en la escritura. Podría ser otro, pero ese es el que hay y el problema aparece cuando algunos niños presentan dificultades objetivas de origen neurológico precisamente en esas áreas cerebrales implicadas en los complejos procesos de lectoescritura.

La situación por tanto sólo puede empeorar para el alumno que no se encuentra ayudado ni entendido en el entorno familiar ni escolar.

No se pueden buscar culpables entre los padres y los profesores, la realidad es que ni a unos ni a otros se les ha formado en cómo ayudar a este alumnado.

Ante esta clara necesidad, la Fundación Aprender pretende dar formación a los maestros y profesores para que con herramientas válidas puedan conseguir el aprendizaje efectivo entre los que presentan dichas dificultades.

Para ello la Fundación organiza cursos permanentes de formación básica ante las dificultades, ofreciendo alternativas de carácter pedagógico eficaces, así como cursos específicos dirigidos a grupos más concretos, realizados habitualmente a demanda.

 

 

(Atrás)