Logo10

ESCUELAS

 

Una de las áreas fundamentales en la Fundación Aprender es la de crear centros educativos, "escuelas", en las que aprender sea posible para todos, agradable y motivador. Realmente esto debería ser así para todos, en una enseñanza con la suficiente calidad, pero en nuestro caso no es cuestión de mejora sino de necesidad.

Los actuales sistemas de enseñanza adolecen de poca adaptación entre los programas curriculares y los alumnos; es por ello que se ocasionan desencuentros, que tienen su reflejo en las dificultades que presentan estos alumnos para adaptarse a los ritmos del colegio, quedándose rezagados en los aprendizajes, y produciendo por tanto una baja autoestima. La falta de rendimiento escolar, la baja autoestima y problemática de adolescente es una combinación de causas que culminan en el alto índice de abandono de los estudios.

Se obliga a aprender leyendo y a demostrar lo aprendido escribiendo, justamente por la vía que estos niños tienen bloqueada. Estamos, por tanto, limitando y negando la igualdad de oportunidades que tienen expresamente reconocidas en el art. 28 de los derechos del niño.

Los aprendizajes que salen más perjudicados son todos aquellos donde el alumno ha de interpretar códigos y asimilarlos. Este es el caso de la lecto-escritura, donde el déficit es más evidente, pero también se da en las matemáticas y hasta en la música. Son aquellos aprendizajes que se relacionan con las materias consideradas instrumentales, ya que los trastornos se manifiestan en la automatización y en la secuenciación.

Algunos niños con DEA tienen dificultades para leer y en consecuencia para aprender. Según la OMS "La dislexia es un trastorno que, sin ninguna causa psíquica, ni de déficit social, ni sensorial, hace que un niño/a presente un retraso de dos años, en la lectura". 

Un niño que no lee o que lo hace con dificultad, podría acabar siendo una persona analfabeta si no se le aplica una metodología adecuada donde prevalezca el procesamiento y la expresión verbal ante la lecto-escritura.

Necesita una atención individualizada y un seguimiento totalmente personalizado y también la garantía de estar en un grupo de clase pequeño, donde se facilite la relación social con toda normalidad.

Los niños con dificultades específicas de aprendizaje tienen capacidad suficiente para aprender con metodologías adecuadas y no basadas exclusivamente en la lecto-escritura.

Existen colegios fuera de España que posibilitan el aprendizaje utilizando pedagogías adecuadas, incluso en España existe la escuela de la "Fundació pedagògica El Brot" que desde hace 40 años trabaja con éxito con alumnos de estas características. Sus fundadoras, que son parte de nuestro patronato y quienes avalan el proyecto educativo, están formando a profesionales del ámbito docente en la metodología que se ajusta a este colectivo.

Es por ello que la Fundación Aprender se ocupa de la creación de escuelas dirigidas a un alumnado con dificultades específicas de aprendizaje, con una capacidad intelectual normal, según baremos convencionales y que no consigue los conocimientos básicos, si no es con una metodología determinada. Todo el proceso educativo se adecuará a su ritmo (tiempo), a su espacio y a sus posibilidades propioceptivas.

La metodología es asociativa, global e ideovisual, usando todos los canales, materiales y procedimientos que ponen en funcionamiento a toda la persona, de manera integral y con un desarrollo total. Hacemos una escuela, con una fórmula educativa diseñada para llegar al mismo destino siguiendo trayectorias diferenciadas, en la que:

El protagonista es el NIÑO
Se trabaja por un mundo solidario.
Por una sociedad de participación activa
Por una visión positiva del mundo y del NIÑO
Con una educación como proceso integral
Basado en el respeto más profundo
Con prioridad del "ser" antes que el "tener"
Proporcionando un aprendizaje real
y en definitiva "útil para la vida en la propia vida"

 

 

(Atrás)